fbpx

Amedeo Modigliani, «Modi» para los amigos. El pintor maldito.

Listen to this article

Amedeo Modigliani (1884/1920) desarrolló su vida artística en Francia. Pocos artistas han resultado ser el estereotipo de artista bohemio maldito, que apura la vida hasta sus últimas consecuencias, como lo fue Modigliani. El apodo por el que le conocían sus amigos,”Modí”, se pronuncia igual que maudit, maldito en francés.

Lo tenía todo: belleza, mala salud, mujeres a sus pies, unos cuantos problemas con maridos celosos y las suficientes drogas y alcohol para morirse pronto y dejar un bonito cadáver, como dirían algunos de los rockeros del momento actual. 😉

Era considerado uno de los pintores mas personales y guapos del París más creativo del momento.

Amedeo Modigliani, "Modi" para los amigos. El pintor maldito.
El gran desnudo.1917

Como dijo Picasso una vez: «Hay un sólo tipo en París que sabe vestirse: Modigliani»


En 1906, Amedeo Modigliani, llegó a París desde la Toscana, con 22 años. Se instaló en París, integrándose rápidamente en la comunidad artística.

París era donde se cocía todo lo con el arte. Había que estar en París, ciudad, que a principios del SXX era el gran foco de las vanguardias.  

Amedeo Modigliani, "Modi" para los amigos. El pintor maldito.
Mujer de ojos azules. 1918.

Cuando llegó a la ciudad se instaló en el barrio de Montmartre, en una casa cercana al Bateau-Lavoir, donde estaba Picasso junto a un grupo de artistas variopintos. Destacaban en este grupo, el escritor  André Salmon y Gertrude Stein, la rica que les mantenía a todos.

Modigliani, Picasso y André Salmon frente al Café de la Rotonde, Montparnasse, en 1916, París.

André Salmon se fijó en el pintor, mucho antes de que Modigliani fuese icono de la pintura contemporánea. Con el tiempo escribió «La apasionada vida de Modigliani, su biografía. Salmon se fijó en Amedeo Modigliani desde el primer momento que le vio rodeado de chicas, siempre solo y a lo suyo.

Fue testigo de su ascenso y su caída a los infiernos.

«Modigliani llevaba poco tiempo en París, pero en una sola tarde había visto y estudiado todo lo que se exponía en las galerías Georges Petit, Durand-Ruel, Vollard y Clovis Sagot. Aunque nunca dijo qué pensaba de todo aquello… Todavía no era un gran bebedor, pero sintió que necesitaba un vasito de tinto para reflexionar sobre cosas tan complejas. Le obsesionaba un cuervo de Picasso. Era como si aquel cuervo le picoteara la cabeza… Modigliani había visto una vez a Picasso, de lejos, en las inmediaciones de la place de Clichy»

Salmon.


En ese momento había dos grupos en pugna en la comunidad de los artistas: la banda de Picasso, y los seguidores de Matisse.

Pero Amedeo Modigliani no se decantó por ningún grupo ni corriente como sus dos amigos Maurice Utrillo y Chaim Soutine con los que compartió la etiqueta de marginal.

Pero la relación con Picasso no tardó en enfriarse. No aprobaba su estilo de vida de drogas y alcohol.

Modigliani iba por libre y a gran velocidad. No vendía y no despertaba curiosidad. Sin embargo, fue uno de los artistas más revolucionarios de su siglo.  No creó escuela porque su obra era demasiado personal e independiente.

Su desarrollo artístico estuvo influido por una serie de circunstancias: el gusto por el arte africano y su interés por la escultura, pero que no pudo desarrollar por su problemas pulmonares (no soportaban el polvo).  Por ello se centró en pintar, sobre todo, los retratos que le han hecho famoso, la mayoría de mujeres, que lo adoraban.

En 1917 conoció a Jeanne Hébuterne, una estudiante de 18 años con la que mantuvo una relación tormentosa y que le dio una hija.

Amedeo Modigliani, "Modi" para los amigos. El pintor maldito.
Retrato de Jeanne.

Ese mismo año realizó su primera exposición, pero fue cerrada a las pocas horas por inmoral. Modigliani había encontrado su temática artística en esos retratos de mujeres de cuello infinito, cuerpos de lineas suaves y ojos vacíos.

Es conocido por sus retratos y desnudos en un estilo característico que alargaba los rostros y las figuras, lo cual no fue bien acogido durante su vida, pero que logró gran aceptación posteriormente .

Las borracheras iban en aumento a la par que las amantes. Se hizo amigo del hachís y la absenta. Su caída comenzó, de algún modo, el mismo día en que pisó París.

Pero ante todo Modigliani fue un pintor obsesionado con dos tipos de temas relacionados con la figura humana: el retrato y el desnudo femenino.
Sus cuadros poseen una gran sencillez compositiva y respiran delicadeza, tanto en formas como en colores empleados.

Amedeo Modigliani, "Modi" para los amigos. El pintor maldito.
Desnudo sentado en un diván. 1917

Amedeo Modigliani se concentra en la figura humana, siempre muy plana, de modo que los fondos quedan relegados a un segundo plano de escasa importancia, al igual que los escasos objetos que aparecen en sus lienzos. Sus retratos parecen sencillos pero expresan muchas emociones.

”Los desnudos son, quizá, sus obras más conocidas y provocadoras. En sus lienzos el artista hizo uso de nuevas e impactantes composiciones que modernizaron la pintura de desnudos”, afirmó Nancy Ireson, curadora de la muestra Modigliani, la primera gran retrospectiva realizada por el londinense Tate Modern, en 2017.

Sus modelos solían proceder de la bohemia parisina, personas sin grandes ganancias que posaban gratis, debido a la escasez de dinero del artista. Personas con grandes dosis de nostalgias, incertidumbres o preocupaciones, quizás angustias, incluso situaciones de desamparo y de dolor. 

En su mejor obra, una mezcla del dinamismo de la escultura africana y la gracia y refinamiento del estilo renacentista de Botticelli.

Amedeo Modigliani, "Modi" para los amigos. El pintor maldito.
La Bambina in azzurro. Modigliani

La obra de Modigliani es amplia en pinturas y dibujos, si bien desde 1909 a 1914 se dedicó principalmente a la escultura.

Durante su vida tuvo poco éxito, en general, sobre todo por el hecho de no participar de ninguna de las corrientes artísticas del momento. No se suscribió a ninguno de los manifiestos que surgieron.

Amedeo Modigliani era una persona dotada para lo nuevo pero incapaz de controlarse. Sus crisis de inseguridad le llevaban a romper sus dibujos o regalarlos en cualquier café. El pintor Manuel Ortiz de Zárate le compraba carbón una semana para calentarse, porque vivía en la miseria junto a su dulce Jeanne.

Jeanne Hëbuterne

Modigliani pintaba cuando las constante resacas se lo permitían. Solo dos coleccionistas le ayudaron: Paul Guillaume y Zborowski.

Amedeo Modigliani, "Modi" para los amigos. El pintor maldito.
Desnudo acostado. Modigliani

Murió a los 35 años.  Modigliani llegó al hospital el 24 de enero de 1920 y murió esa misma noche. Jeanne estaba embarazada de ocho meses y pocos días después abrió la ventana de su dormitorio y se arrojó a la calle.

«Pero, ¿de qué moría aquel enfermo terriblemente deteriorado por el alcohol y el hachís, extenuado además por demasiadas comidas miserables, por demasiadas incomodidades y también por terribles violencias del espíritu, desde las horas de cruel meditación hasta los instantes de cólera salvaje?».Por tuberculosis y meningitis

Andre salmon

Modigliani fue enterrado en el cementerio de Père-Lachaise. Jeanne, en cambio, fue enterrada en secreto por sus padres en el cementerio de Bagneux.

Una década después, Emanuele Modigliani, hermano mayor y un destacado político antifascista, convenció a la familia Hébuterne para trasladar los restos de su hija a una tumba contigua a la de Amedeo. Desde 1930 descansan juntos bajo el epitafio: “Compañera devota hasta el sacrificio extremo”.​

Si te ha gustado este artículo, compártelo. Gracias por colaborar.

Suscribete a nuestro blog de Arte para recibir los artículos en tu email.

Disfruta del arte!!!

Anuncios

1 comentario en “Amedeo Modigliani, «Modi» para los amigos. El pintor maldito.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:

#FrenarLaCurva