Arte Degenerado o la degradación del arte.

Arte degenerado es la traducción de la expresión alemana Entartete Kunst, que el régimen nazi atribuyó para describir el arte moderno y denigrarlo y prohibirlo en favor del llamado «arte heroico». El arte llamado «degenerado» fue prohibido como «no alemán» por las supuestas connotaciones o influencias bolcheviques y judías. En consecuencia todos los «artistas degenerados» fueron despedidos de sus trabajos en la docencia y tuvieron prohibido exhibir o vender su arte.

Arte degenerado  fue el título de la exhibición propagandística montada por los nazis en la Haus der Kunst en Múnich en 1937.

El artista británico Robert Medley fue a ver la exhibición.

«Era enorme, llena de gente y todos los cuadros colgaban como una especie de sala de subastas de provincia, donde todo había sido simplemente pegado a la pared para crear el efecto de que se trataba de cosas sin valor», recuerda, en una conversación que mantuvo con la BBC.

La exposición contaba con obras de arte moderno colocadas de forma caótica y acompañadas por textos que las ridiculizaban y señalaban el precio por el que se habían vendido antes de comenzar la guerra. Fue una muestra diseñada para alterar a la opinión pública y ponerla en contra del arte moderno.

Como ejemplo, una de las salas mostraba sólo pinturas abstractas y se llamaba «la sala de la locura».

«En las pinturas y dibujos de esta cámara de los horrores no hay forma de entrever qué tenían en sus mentes enfermas quienes empuñaron el pincel o el lápiz», decía el catálogo de la exposición.

Mientras, los nazis promovían pinturas y esculturas que estaban cerca del convencionalismo tradicional y que exaltaban los valores de «sangre y tierra», «pureza racial», belleza, militarismo y obediencia.

La teoría era la siguiente: el arte heroico simbolizaba el arte puro, la liberación de la deformación y de la corrupción, mientras que los modelos modernos desviaban de la norma prescrita por el canon de belleza clásica. Los artistas «puros» producían «arte puro», y los artistas modernos, «inferiores o degenerados», producían «obras degeneradas».

La idea de esta muestra era burlarse del arte moderno y procurar convencer a los visitantes de que esta tendencia del arte era una conspiración contra los alemanes.

Llegaron tan lejos en su teoría conspiradora que los curadores contrataron a actores para que se mezclaran entre la multitud y criticaran las obras.

Sin embargo fue una exposición muy visitada. Los amantes del arte pensaban que sería la última ocasión para visitar grandes obras.

Fueron muchos los artistas modernos tildados de «degenerados» por los nazis: Max Beckmann, Marc Chagall, Wassily Kandinsky, Paul Klee, Edvard Munch, Gustave Coubert, entre los muchos del momento.

Y en cuanto a los estilos a los que afectó: Dadaísmo, Cubismo, Expresionismo, Impresionismo y Surrealismo.

Un año después se realizó en Londres la exposición «Twentieth Century German Art» o “Arte Alemán del Siglo XX”. Fue una exposición para reivindicar la pintura perseguida en el III Reich 

“todavía es la exposición más grande que jamás haya habido en Londres de arte contemporáneo alemán”,

También te puede interesar.

Anuncios

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. 22 enero, 2019

    […] Arte degenerado o la degradación del arte. […]

  2. 30 agosto, 2019

    […] Arte degenerado o la degradación del arte. […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: