Margaret Keane y los ojos grandes que denuncian la opresión
arte,  News. Lo más actual.,  pintura,  Pioneras. Mujeres artistas.

Margaret Keane y los ojos grandes que denuncian la opresión.

Listen to this article

Margaret Keane, nuestra artista de hoy nació en Nashville, Tennessee un 15 de septiembre de 1927. En diferentes etapas de su carrera artística firmó sus obras como Peggy Doris Hawkins, Peggy Ulbrich, MDH Keane y Margaret McGuire. Es una retratista que pinta principalmente al óleo mujeres, niños y animales domésticos. Desde pequeñita era conocida en la iglesia de su localidad por pintar bocetos de ángeles con grandes ojos. Desde entonces todos los personajes de sus obras se caracterizaron por atribuir grandes ojos a sus personajes.

Margaret Keane inició un estilo ‘kitsch’ despreciado en su momento. Sus cuadros y dibujos se hicieron muy populares entre el gran público durante la década de los años 60 en los Estados Unidos. Su estilo creó una corriente plástica llamada “big eyed”, que en su momento fue despreciada por la crítica especializada, pero que hoy en día se ha convertido en un objeto de culto underground. 

Margaret Keane y los ojos grandes que denuncian la opresión.
Corner Eyes. Margaret Kane. Estos fueron los ojos que conmovieron a Tim Burton que le dedicó una película a su creadora.

Margaret Keane tuvo a su primera hija, Jane, en 1959. En 1955 se casó con Walter Keane, al que había conocido en un festival de arte. Ella, que acababa de divorciarse y tenía una hija, vio en él una figura protectora que le permitiría empezar una nueva vida. Mientras, siguió perfeccionando su técnica de dibujo y en 1959 pintó su primer cuadro de forma profesional.

Debido a la popularidad que alcanzaron los dibujos de Margaret, su marido Walter Keane liquidó el negocio inmobiliario que poseía, dedicándose a vender los dibujos y grabados de su mujer, de forma masiva y en el mercado de los grandes almacenes.

Los cuadros iban firmados por «Keane» lo que confundió al gran público que pensó que el artista era él y no, su mujer. Durante ese tiempo Walter Keane se autoproclama el pintor de los cuadros, mientras que su mujer desconocía este dato. En la década de 1960, Margaret se convirtió en una pintora muy popular y pasaba grandes periodos encerrada en su estudio pintando sus cuadros.

Puedes visitar otros artículos sobre mujeres artistas en nuestra sección Pioneras. Mujeres artistas.

Durante estos años, Margaret Keane, realizó retratos de personajes públicos y artistas como Zsa Zsa Gabor, Kim Novak, Adlai Stevenson, Natalie Wood, Robert Wagner, Joan Crawford y Liberace.

Margaret realizó retratos para La Casa Blanca encargados por el propio presidente Kennedy. Jerry Lewis, el artista tan de moda en la época, le encargó un retrato familiar en el que todos salían vestidos de arlequines. La fama que habían adquirido sus obras, permitió al matrimonio Keane conseguir una fortuna, a pesar de que su estilo no contaba con el favor de la crítica.

Margaret Keane y los ojos grandes que denuncian la opresión.
Familia de Jerry Lewis. Margaret Keane

Incluso el propio Andy Warhol alabó el trabajo de Keane, con el argumento de que si era tan exitoso no podía ser tan malo como aseguraban los críticos.

​La timidez, casi, patológica que Margaret sufría hizo que durante 12 años el público creyera que los cuadros los pintaba su marido. Harta de observar como su marido se llevaba el mérito de sus obras, decidió perfeccionar su estilo hasta llegar a un resultado nuevo. Ahora comenzaría a firmar sus obras como «MDH Keane».

Margaret Keane y los ojos grandes que denuncian la opresión.
Serie Big Eyes. M.Keane

Margaret ha descrito en muchas ocasiones el momento en que se enteró que su marido estaba haciéndose pasar por el autor de los retratos que ella pintaba.

Una noche en el club nocturno The Hungry i, donde su marido exhibía y vendía las pinturas, Margaret estaba sentada en una esquina del local. Se le acercó una persona que estaba admirando las obras y le preguntó si ella también pintaba. Ahí, Margaret. fue consciente del engaño al que la tenía sometida su marido.

Enfurecida, se enfrentó a su marido cuando llegaron a casa. Walter alegó que ya era muy tarde para echarse a atrás y debido a que necesitaban el dinero y Margaret, preocupada por lo que podía pasarla a ella y su hija, permitió seguir participando en el embuste que su marido había tejido.

Tras diez años de matrimonio, en 1965 la pareja se divorció. Ambos reclamaron los derechos sobre los cuadros, casi con un valor millonario en este momento.

Margaret Keane y los ojos grandes que denuncian la opresión.

Tras el divorcio, Margaret se mudó con su hija a Hawai. En 1970, cuando sus cuadros ya habían pasado de moda, decidió que no iba a mentir más cuando le preguntaran sobre su autoría y le contó toda la verdad a un periodista de la agencia UPI. Mientras, Walter Keane difamó a Margaret, acusándola de mentirosa compulsiva.

Walter Keane se fue a vivir a Europa mientras se calmaba la situación, aunque seguía afirmando que era él el autor de los cuadros. A mediados de los 80, en una entrevista con el diario USA Today, W. Keane aseguró que su esposa se había atribuido la autoría de las pinturas porque pensaba que él había fallecido, pero que eran de creación exclusiva suya.

La autoría de las obras fue, finalmente, a juicio y Margaret demandó a su exmarido por difamación. Ya en el juicio, el jurado pidió a ambos que pintaran un cuadro con su estilo característico, para salir de dudas y confirmar la autoría de los mismos.

Margaret Keane pintó un niño de enormes ojos tristes en 53 minutos. Walter Keane no pintó nada aludiendo a un supuesto dolor de hombro.

Margaret Keane y los ojos grandes que denuncian la opresión.

El jurado falló a favor de Margaret y le permitió firmar sus obras como Keane. También condenó a Walter a una retribución de 4 millones de dólares por daños emocionales y menoscabo a su reputación. Walter que tenía graves problemas con la bebida, nunca llegó a pagar. Había gastado toda la fortuna que había conseguido con los cuadros de su exmujer.

Cuando le preguntaron a Margaret Keane sobre la tristeza que emanaban sus cuadros explicó que, aunque se había dado cuenta tarde, reflejaban la opresión que ella sentía en su propia vida.

La obra de Margaret Keane recibió muchos homenajes en forma de referencias culturales en películas y obras de otros artistas.

La actriz Diana Keaton, protagonista de la película de Woody Allen, El dormilón, recibe como regalo un cuadro. Se trata de una obra que muestra a una niña de ojos grandes asomando por una puerta. ¡Es un autentico Keane! exclama la actriz. Woody Allen quería apoyar la corriente kitsh, tan querida por el público, pero que la críticos de arte echaban por tierra.

Margaret Keane y los ojos grandes que denuncian la opresión.
Obra de la serie Big Eyes. Margaret Keane

Rex Ray se inspiró en el trabajo de Keane para crear la portada del disco Reality de David Bowie. Con el tiempo, el arte llamado big eye o big eyed pasó a ser una joya underground.  Artistas plásticos de la talla de Mark Ryden y Takashi Murakami o, incluso, el creador de los dibujos Las Supernenas, Craig McCracken, han basado sus diseños en el arte de Margaret Keane.

Margaret Keane y los ojos grandes que denuncian la opresión.
Portada disco David Bowie inspirada en el arte de big eyes de Margaret Keane.

En 2014 se entrena el film de Tim Burton. El director cumplió su sueño, largamente codiciado, de llevar a la pantalla la vida de Margaret Keane, que hoy cuenta 92 años, iniciadora de este estilo pictórico y una de sus musas eternas.

Numerosos artistas basaron su estilo en la obra de Keane, como Vicki Berndt, Misty Benson, Blonde Blythe, Carrie Hawks, Vicky Knowles y Jasmine Becket-Griffith ​ entre otros.

Adorada por fanáticos y coleccionistas de todo el mundo, a sus 90 años, Margaret continúa pintando casi a diario en el norte de California. Margaret es una de las artistas más prolíficas e influyentes de la historia, y es un icono estadounidense y una maestra moderna.

Si te ha gustado nuestro artículo, compártelo y apoya nuestro proyecto. Gracias!

Suscribete a ARTEyALGOmás y recibe nuestro artículos.

Me llamo Yolanda. Soy Licenciada en Historia Contemporánea y en ocasiones trabajo en el sector de los Museos como Auxiliar de sala e Informadora. Pienso que el aprendizaje continuo es una virtud que debemos conservar y compartir. Si te atrae el arte, ARTEyalgomas.com es tu canal. Bienvenid@!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: