Gabriele Münter, la artista a la sombra de Kandinsky.

Gabriele Münter, la artista a la sombra de Kandinsky.

Listen to this article

Gabriele Münter fue una artista brillante en su época, denominada «genio» por la crítica, pero otra de esas mujeres artistas que quedó ensombrecida por el pensamiento patriarcal del momento en el que vivió.

Gabriele Münter, la artista a la sombra de Kandinsky.
Retrato de Gabriele Münter realizado por Kandinsky en 1905

Una mujer artista que pasó a la historia, más que por su reconocido talento, por ser la pareja sentimental de Kandinsky, que eclipsó su personalidad artística.

En una de las páginas del diario de Gabriele puede leerse:

«Para los ojos de muchos, yo sólo fui un inncesario complemento a Kandinsky. Se olvida con demasiada facilidad que una mujer puede ser una artista creativa por sí mismos con un talento real y original». No lo olvidemos.

Gabriele Münter fue una de las pocas figuras femeninas vinculadas al desarrollo del expresionismo alemán y desempeñó un papel fundamental en el desarrollo de este movimiento de comienzos del siglo XX.

Gabriele Münter nació en Berlín en 1877. Sus padres siempre apoyaron su valía en el terreno artístico. Eran adinerados y ésto favoreció que Gabriele pudiera estudiar con maestros privados.

Gabriele Münter, la artista a la sombra de Kandinsky.

En 1897 asistió a una escuela de arte para mujeres en Düsseldorf (Malschule für Damen). Pasó dos años en Estados Unidos con su hermana. Contaba con 21 años y realizó fotografías de gran calidad hechas con una Kodak. Otra de sus pasiones artísticas: la fotografía.

Foto realizada por Gabriele Münter durante su estancia en Estados Unidos.

Cuando regresó en 1901 se estableció en Munich.

La Academia de Bellas Artes de Múnich, no estaba abierta para mujeres por lo que continuó sus estudios en una asociación femenina de pintura de la ciudad.

Gabriele Münter, la artista a la sombra de Kandinsky.
Jawlensky and Werefkin. 1908-9

Con la llegada del siglo XIX, las puertas de las academias se habian cerrado, definitivamente, para las mujeres. La excusa: que las clases de desnudo no eran apropiadas para ellas y que podían poner en un apuro al modelo masculino.

Más bien parece, que las Academias temían que las mujeres pusieran en entredicho el arte académico y sus instituciones, en un momento en el que la entrada de las primeras vanguardias ya lo estaba cuestionando.

Pronto se aburrió, Gabriele Münter, de la educación en la asociación, por lo que cambió a la progresiva escuela de arte Phalanx, donde trabajaba Vasily Kandinsky.

Gabriele Münter, la artista a la sombra de Kandinsky.

En el verano de 1903, durante una estancia en Kallmünz, Kandinsky se comprometió en matrimonio con Gabriele Münter, aunque todavia estaba casado.

Pasaron el verano en Murnau, cerca de Múnich, donde  experimentaron en la observación de la naturaleza y la invención.

Gabriele Münter, la artista a la sombra de Kandinsky.
Interior. Gabriele MÜnter.
Gabriele Münter, la artista a la sombra de Kandinsky.
Gabriele pintando. Cuadro de Kandinsky

Compartían el proyecto de captar la naturaleza y fundaron la Neue Künstlervereinigung München (Nueva unión de artistas de Múnich) iniciada por Kandinsky y que incluyó el núcleo de los artistas que luego formarian parte del  grupo Der Blaue Reiter.

Paseos en barco. Gabriele Münter.

Entre 1909 y 1910, Gabriele Münter, expuso sus obras en las exposiciones que tuvieron lugar en Munich, junto a Franz Marc y Kandinsky.

Gabriele Münter, la artista a la sombra de Kandinsky.
Retratode marianne von Werefkin 1909

Pero los tres abandonaron este grupo para formar Der Blaue Reiter.

Der Blaue Reiter (El Jinete Azul ) fue el nombre de un grupo de artistas expresionistas, fundado por Vasili Kandinsky y Franz Marc en Berlín en 1911 hasta 1913, que transformó el expresionismo alemán.

Gabriele Münter vivió abiertamente con Kandinsky como su amante, a pesar de que él no se divorció hasta 1911. Vivieron juntos hasta 1917 y emprendieron varios viajes, incluyendo visitas a Túnez , Holanda, Italia y Francia.

Durante su primera estancia en París en 1906-07, Münter vio los cuadros de Henri Matisse y otros fauvistas, lo que cambió su estilo a largo plazo. 

Artísticamente, Münter comenzó a desarrollar un estilo abstracto propio, con brillantes colores sin mezclar, formas fuertes, todo delineado por oscuras líneas de separación.

El retrato siempre sería uno de los temas esenciales del catalogo artístico de Münter. La pintora se sintió especialmente interesada en la captación de los estados de ánimo. Utiliza una estética cercana al impresionismo tardío, más empastado y expresivo, que anuncia su estilo expresionista de madurez.

Autorretrato de Gabriele Münter. 1908

Gabriele Münter fue la compañera de Wassily Kandinsky en la época de la vanguardia pictórica. Ellos llevaban una relación en igualdad de condiciones. Su relación, desde el primer momento, los realimentó, tanto creativa como emocionalmente. Pintaban por igual y de hecho, en ocasiones se confundía la autoría de sus obras.

Sin embargo, a Gabriele Münter se la catalogó como su aprendiz y amante, en lugar de su colega de profesión.

Munter compró una casa en Murnau que sirvió como centro de la vanguardia alemana. En esta población fue donde Kandinsky dio el paso definitivo hacia la abstracción, pero Gabriele Münter siguió centrándose en el paisaje y el retrato.

Las escuelas de Murnau. Gabriele Münter

Durante la Primera Guerra Mundial, Kandinsky se vio forzado a salir de Alemania por ser ciudadano de una potencia enemiga.

Gabriele Münter se mudó con Kandinsky a Suiza, pero en ese álgido momento su relación se estaba volviendo cada vez más complicada: un día él podía pedirle que se casaran, y al siguiente se quería separar. 

Se reunieron por última vez en Estocolmo, en diciembre de 1915. Nunca más volverían a verse.

En la primavera de 1917, Gabriele Münter escuchaba la radio y oyó la noticia de que Kandinsky se había casado con una joven rusa.

La decepción y el estado depresivo constante que Gabriele Münter sufrió le hicieron abandonar la pintura durante casi una década. 

Kandinsky, por su parte, permaneció casado con su nueva esposa hasta su muerte en 1944, dejándole todo en su testamento.

A partir de 1920, Münter vivió entre Colonia, Múnich y Murnau. Mientras vivió en Berlín, en 1925, produjo reducidos retratos de mujeres hechos en lápiz.

Solo tras una larga estancia en París en 1929-30, consiguió retomar su actividad creativa.

«Después de un breve período de agonía, di un gran paso adelante al copiar la naturaleza, en un estilo más o menos impresionista, para sentir el contenido de las cosas».

Gabriele munter

En 1932 regresó a su casa en Murnau. Durante este período, pintó sobre todo flores y obras abstractas.

En 1937 los nazis le prohibieron exponer, por lo que se retiró de la vida pública.

El papel de Gabriele Münter durante la Segunda Guerra Mundial, fue el de una heroína. Gracias a que escondió más de 80 obras de Kandinsky y otros miembros de Der Blaue Reiter, además de obras propias, pudo salvarlas de la destrucción de la guerra.

Retrato de Kandinsky. Gabriele Münter.

En 1956, recibió el Premio de Cultura de la ciudad de Munich. En 1960, el trabajo de Münter se exhibió por primera vez en Estados Unidos y, en 1961, en la Kunsthalle de Mannheim.
Gabriele murió el 19 de mayo de 1962 en su casa de Murnau a los 85 años de edad.

Disfrutad del ARTE!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: