Melzi y Salai, los fieles discípulos.

Salai como San Juan Bautista. obra de Leonardo Da Vinvi

Los diversos biógrafos, durante el SXX, hablaron de forma bastante clara de la posible homosexualidad de Leonardo. Leonardo nunca se relacionó con mujeres y tampoco se casó ni tuvo hijos. Pero si afirmó que «La vida sin amor, no es vida en absoluto.»

Hemos esbozado brevemente la vida privada de Leonardo Da Vinci, en nuestro artículo dedicado a él. En éste os contamos algo más.

Leer también «El conocimiento de todas las cosas es posible. Leonardo Da Vinci».

Leonardo Da Vinci adoptaba a jóvenes aprendices para su taller. Bellos jóvenes que posaban para sus pinturas y le ayudaban a terminar algunas de sus obras.

Los más conocidos y, sobre todo, queridos fueron Salai y Melzi. Vivían en una situación precaria cuando fueron adoptados por Leonardo y vivieron con él hasta su muerte.
Su biógrafo GiorgioVasari, describió a los «dos hermosos hombres jóvenes como ‘queridos’ de Leonardo en varios puntos de su vida».​

El primero en llegar a la vida de Leonardo Da Vinci, fue Gian Giacomo Caprotti da Oreno, en 1490, apodado como Salai. Siempre fue el preferido del artista, pero también, el más problemático.. De ahí, el apodo, de un diablo, apelativo tomado de uno de los personajes del poema italiano Morgante, de Luigi Pulci.

Mas de un disgusto tuvo Leonardo con él, pues, en algunos escritos, Leonardo lo describe como: «ladrón, embustero, obstinado y glotón».


Pero además de discípulo y ayudantes de Da Vinci, también se le considera un pintor renacentista italiano.
Salai vivió 25 años junto al maestro, quien siempre lo trató con indulgencia y cariño. Salai siempre fue presentado como el discípulo predilecto del maestro.
Cuando Leonardo deseaba reproducir un tipo físico hermoso tomaba de referencia, los rasgos angélicos y andróginos de Salai, sobre todo a su perfil característico, de nariz recta, frente y mentón redondeados y cabellera rizada y abundante.

San Juan Bautista con los rasgos fisicos de Salai. Obra de Leonardo Da Vinci

Se conservan pocas obras de Salai, como pintor, pero en todas ellas se apreció el estilo correcto y buen imitador de la obra de Leonardo.


Monna Vanna, obra atribuida a Salai.
Mona Lisa. Una de las copias existentes y atribuida a Salai.

Cuando Leonardo viajó a Milán para visitar al duque, se encontró a Giovanni Francesco Melzi, quien se convirtió en otro de sus más queridos aprendices.

A él le apodo “Cecho” o “Cechino”. A él se refería Leonardo como “(…) bellisimo faanciullo molto amato da Leonardo”.

Estas palabras se interpretaron como que maestro y discípulo mantuvieron una relación de amor.

Lo cierto es que tanto Salai como Melzi se casaron con una mujer, hecho que si bien no descarta la posibilidad de que Da Vinci entablara una relación con alguno, tampoco la afirma.

El talento de Melzi fue grande y reprodujo gran cantidad de dibujos que Leonardo realizaba en su taller. «El retrato de Leonardo da Vinci» es uno de ellos.

Melzi fue una persona muy importante para Leonardo y durante muchos años fue su ayudante y secretario personal.

Como pintor renacentista, también realizó obras propias. Su personalidad artística es, en gran medida, desconocida. Muy pocas obras pueden serle adjudicadas con alguna seguridad.

Melzi acompañó a su maestro toda su vida, hasta su muerte. Melzi heredó las obras artísticas y científicas de Leonardo. Por otra parte, Salai también heredó algunas de sus pinturas, entre ellas La Gioconda.

En los últimos años de la vida de Leonardo fue, además, sus manos, ya que este último no podía seguir trabajando sólo.

Muchos dibujos de Leonardo son conocidos gracias a él y a su labor de copista.

Tal como describe Vasari “los conserva y atesora cual si fueran reliquias” ordenándolos y editándolos en lo que fue la única obra impresa de su maestro: El libro de la pintura.

Ambos se casaron con mujeres y tuvieron descendencia, pero fueron las dos personas más cercanas y queridas por el gran maestro, Leonardo Da Vinci.










Anuncios

Escrito por

Me llamo Yolanda. Soy Licenciada en Historia Contemporánea y en ocasiones trabajo en el Museo Reina Sofía como Auxiliar de sala e Informadora. Pienso que el aprendizaje continuo es una virtud que debemos conservar y compartir. Si te atrae el arte, ARTEyalgomas.com es tu canal. Bienvenid@!

2 comentarios en “Melzi y Salai, los fieles discípulos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.