Anuncios

Venus de Milo. El ideal de belleza de la diosa del amor.

Listen to this article

La belleza para los griegos era de gran importancia. Los griegos estaban obsesionados con el físico humano, que es una maravilla de la simetría perfecta. La Venus de Milo representa ese ideal.

«Pero, ¿ y si el hombre tuviera ojos para ver la autentica belleza: la divina belleza, pura, clara y sencilla, sin la corrupción de la mortalidad y todos los colores y las vanidades de la humanidad?

¿Y se pudiera conversar con esa belleza sencilla y divina?

Platón. El banquete.

Venus de Milo. El ideal de belleza de la diosa del amor

La absoluta y total belleza de esta escultura, la ha llevado a ser identificada como VENUS, la diosa romana del amor y la belleza, a la que los griegos llamaban AFRODITA.

Nadie conoce a ciencia cierta quien es. La designación «De Milo» da a entender que fue encontrada en la isla egea de Milos.

Venus de Milo. El ideal de belleza de la diosa del amor

El estilo de la obra la sitúa en el periodo helenístico (130 – 100 a. C), en el que las esculturas eran creadas para que parecieran y fueran perfectas desde cualquier ángulo.

Venus de Milo. El ideal de belleza de la diosa del amor

El rostro de la Venus de Milo se adecua al ideal de belleza helenístico.

En este periodo la proporción perfecta para el rostro requería la división del mismo en tres secciones iguales, de forma que la nariz formaba exactamente un tercio del largo de la cara. En su página oficial, el Museo del Louvre informa que existe la misma distancia entre los senos y la que existe entre el pecho y el ombligo.

La escultura fue hecha en mármol blanco, en varios bloques, cuyas uniones no son visibles, en un tamaño ligeramente superior al natural. Se desconoce su autor,​ pero se ha sugerido que pudiera ser obra de Alejandro de Antioquía

La escultura, debido a la disposición del cuerpo transmite una sensación de calma, realismo, naturalismo, tristeza, y una sensación táctil muy especial. El factor que produce estas sensaciones es el pulido que el escultor realizó en la obra. Un pulido que evita cualquier irregularidad.

Los contrastes de luz destacan mucho en esa obra y el claro oscuro que se encuentran en los pechos. Intenta resaltarlos, ya que una de las misiones de las venus era ser un culto a la fertilidad y al amor.

El movimiento en esta escultura queda reflejado a través del esquema en forma de S . El drapeado de su ropa es un elemento que contribuye a este movimiento. Está exagerado y lleno de curvas, a pesar de estar la figura en reposo.

La pose relajada, indolente, y pasiva de la Venus resalta los rasgos de la belleza formal que se quiere representar y nos muestran una anatomía perfecta, armónica y sensual, cualidades necesarias en toda venus antigua.

Existen varias versiones para explicar la falta de brazos en esta escultura.

Una de las versiones que más se ha desarrollado, es que la Venus del Milo no tiene brazos porque habría tomado entre sus manos la manzana de oro, como reconocimiento por ser la diosa más hermosa de todas, lo que luego desencadenó la guerra de Troya.

Otra, más filosófica, argumenta que la falta de una parte de su cuerpo podría ser una señal de que la belleza no debe ser enteramente corporal, donde el alma debe formar parte del ideal de la belleza y ella por ser la diosa del amor y la belleza lo transmitía de ese modo.

Otra, más poética, cuenta que el autor la representó de esa manera por que Afrodita era capaz de enloquecer de amor a cualquier hombre. Bastaba con ser señalado con el dedo indice de la Venus, para que cualquier hombre cayera rendido a sus pies. Al quitarle los brazos le quitaron también ese poder de seducción sobrenatural para aproximarla más a lo terrenal y que siguiera enamorando pero sin ese poder.

¿Con cual os quedáis? Todas ellas son bellas y románticas. Lo que queda patente en esta obra maestra de la escultura, es que sigue expresando un ideal de belleza femenino fuente de inspiración para muchos artistas.

La belleza de la mujer se halla iluminada por una luz que nos lleva y convida a contemplar el alma que tal cuerpo habita, y si aquélla es tan bella como ésta, es imposible no amarla.

Sócrates.

Ayúdanos a difundir y divulgar arte, compartiendo este artículo.

Suscribete a nuestro canal de arte para inspirarte!

Descubre ARTE!

Anuncios

Yolanda

Me llamo Yolanda. Soy Licenciada en Historia Contemporánea y en ocasiones trabajo en el sector de los Museos como Auxiliar de sala e Informadora. Pienso que el aprendizaje continuo es una virtud que debemos conservar y compartir. Si te atrae el arte, ARTEyalgomas.com es tu canal. Bienvenid@!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: